En esta sesión la idea principal era fotografiar sus tatuajes. El resultado de la sesión me hizo saber que estoy cumpliendo con el propósito principal por el que tomo fotos…

Se las envié hoy para que viera el avance del procesado. Me respondió diciendo: “De verdad que fue un regalo muy especial…”

“Qué lindas, Mario. La verdad es que lo que más me gusta de todo esto es poder ver mi cuerpo así. No lo creía tan lindo. De verdad que otra perspectiva y me hizo linda.”

Tomo fotos para que las mujeres empiecen a hacer las paces con sus cuerpos. Se vean con otros ojos. Se vean hermosas… aún con sus imperfecciones. La luz escribe en el alma una nueva visión de sí mismas.

¿Quieres empezar a hacer las paces o verte como nunca te has visto antes? Contáctame a mario.archila@prismahumano.com para que arreglemos una sesión.

Mario E. Archila M.